Saltar al contenido

Sobre mi

Porqué escribo

Jamás había pensado que acabaría siendo escritor —novel por ahora— pero, tras tantos años leyendo y leyendo, y a raíz de un accidente, me planteé: ¿por qué no escribo un libro?, ¿por qué no plasmo mi imaginación?

Y así, fue como empezó.

Ahora no puedo parar de escribir.


El día a día

escritorio

Mi puesto de trabajo: E de decir, que no trabajo en una habitación encerrado y escribiendo sin parar. Mi escritorio se encuentra en el comedor de mi casa, dónde ahora tengo: ordenador —con sus accesorios—, impresora, libreta y bolígrafo.

Horas de escritura: No tengo un horario definido como sería estar trabajando en mi antiguo puesto —mecánico—. Puedo escribir en cualquier momento del día, pero no cualquier día; es decir, hay momentos más ajetreados que otros, y según la ocasión, puedo escribir o no.

Sin distracciones: Es imposible, al menos en mi opinión, no estar distraído. Siempre hay algo, o bien una llamada, una urgencia o directamente no se puede escribir. Pero cuando estoy en plena inspiración, normalmente estoy escuchando música o envuelto en un silencio rotundo. Vamos, o un extremo u otro.


Mis herramientas

 

Bolígrafo y libreta

 

Siempre serán útiles en mi escritorio. Como bien he comentado antes, tengo a mi alcance lo que el título indica. ¿Para qué lo uso? Para: tomar apuntes, escribir cuando no estoy con el ordenador, revisar datos del manuscrito, aprender palabras que desconocía, esquematizar el uso correcto de la gramática, etcétera.

 

Sobremesa

 

Lo uso para escribir y editar los manuscritos. Al principio, escribía en el teléfono con la aplicación Word. Llegado el momento, pude conseguir un ordenador de sobremesa, con el que trabajo mis manuscritos y demás.

 

Libros

 

Para escribir es necesario leer, es así. Uno no puede ser oficial, sin antes ser peón. Por eso, hay que leer y leer y, sobre todo: fijarse bien cuando se lee, aprender de las palabras que se desconocían, y leer toda clase de géneros para tener un amplio espectro a la hora de escribir nuestra novela. 

 


Fundamental

 

Escribir mucho

 

No se puede mejorar si no se trabaja en lo que deseas. En todos los libros sobre escritura acabarás leyendo lo mismo: escribir, escribir y más escribir.

 

Leer más

 

Quien diga que no tiene tiempo de leer, miente. Siempre hay un momento para leer, o bien en en la sala de espera del médico, del dentista, en el tren, avión, y así infinitamente.
Coge un libro, y empieza a leer.

 

Plasma tus ideas

 

Lo que yo hago al tener una idea es escribirlo en la libreta e ir dándole forma hasta que esté todo lo necesario: personajes, ubicaciones, trama, etc. También puedes usar el móvil.